medicina personalizada futuro

La medicina personalizada en el futuro

La medicina personalizada, con el paciente en el centro, forma parte del futuro de la medicina, un futuro en el que los datos tendrán cada vez más importancia.

Medicina personalizada y expectativas

La medicina personalizada no se centra en la patología, sino en el paciente. Es decir, asume que cada persona experimenta la enfermedad y reacciona al tratamiento de forma distinta, motivo por el que hay que atender y tratar a cada paciente individualmente.

Genómica y datos médicos

¿Cómo conseguirlo? Podemos decir que la medicina de precisión se dibuja, cada vez más, como una combinación de genómica y datos médicos.

El estudio del genoma completo permite orientar las decisiones al paciente y no a las estadísticas. Es decir, el pronóstico, el tratamiento y, en general, la forma de proceder van a estar orientados a la persona gracias a la información disponible, que puede indicar desde la sensibilidad a un medicamento hasta qué riesgo tiene ese paciente de desarrollar una determinada enfermedad.

Para llegar a este punto, eso sí, es necesario contar con suficientes datos. A día de hoy se generan muchos datos en un entorno clínico, sí, pero ¿están unificados? Lo cierto es que los datos pueden venir de fuentes muy distintas, incluso de un smartwatch que cuente las pulsaciones, pero estas fuentes no siempre están conectadas.

Vamos más allá. Incluso en los mejores casos, ¿son estos datos accesibles para los investigadores que están trabajando en nuevos tratamientos?

Modelo Específico del Paciente

El Modelo Específico del Paciente da respuesta a estas necesidades, pues aúna en un solo espacio todos sus datos para que el profesional sanitario e incluso el mismo paciente puedan acceder a toda la información y disponer en todo momento de una visión global de la persona.

Descubre Alma HEALTH PLATFORM

Nuestra plataforma all-in-one Alma HEALTH PLATFORM está pensada precisamente para gestionar todos estos datos médicos mediante un middleware capaz de recogerlos y empoderar al paciente, que puede disponer de ellos siempre que lo desee.

Además, los datos estarán estandarizados de forma que sean fáciles de procesar y se puedan explotar adecuadamente, siempre pensando en dar una mejor atención al paciente.

De esta forma, ofrece una excelente herramienta diagnóstica y para la toma de decisiones a los profesionales sanitarios, que pueden intercambiar esta información para trabajar de forma colaborativa y mejorar la comunicación sanitaria. ¿El objetivo? Centrarse en el paciente garantizando en todo momento que su médico tiene todos los datos a su alcance.

De hecho, su entorno colaborativo permite compartir información de forma segura con otros profesionales del ecosistema sanitario, como los investigadores antes mencionados o los fabricantes de prótesis, entre otros.