Conoce las ventajas de las visitas asincrónicas

Cuando hablamos de telemedicina, es frecuente pensar en atención en remoto por medios audiovisuales. Sin embargo, en este artículo vamos más allá y te hablamos de las visitas asincrónicas, que permiten aprovechar mejor el tiempo en la consulta y actuar rápidamente en el caso de que haya algún problema grave.

Alma HEALTH PLATFORM: nuestra plataforma de salud digital

Antes de hablarte de las ventajas que aportan las visitas asincrónicas a sanitarios y pacientes, te explicamos cómo manejarlas desde nuestra plataforma de salud digital Alma HEALTH PLATFORM. Esta herramienta te permite trabajar la telemedicina con un flujo de trabajo personalizable, tal y como te contamos a continuación.

El primer paso, por tu parte, será solicitar al paciente los datos que necesitas evaluar. Una vez él los suba, tú podrás valorarlos y decidir si con esto es suficiente, necesitas más información o procede concertar una cita virtual. Además, podrás consultar siempre el histórico de estos datos para ver el progreso del paciente o hacer nuevas valoraciones.

Como ves, se trata de un proceso muy sencillo, pero que, tal y como veremos en el siguiente apartado, aporta grandes beneficios.

Las ventajas de las visitas asincrónicas

¿Cuáles son las ventajas que estas visitas asincrónicas aportan a tu consulta? En primer lugar, hemos de hablar de una optimización del tiempo, tanto en el seguimiento de casos como en primeras visitas. Al llegar a la consulta con conocimiento de lo que le pasa al paciente, ya no tienes que dedicarte a recabar toda esta información. Además, puede haber casos -una herida que no es grave, por ejemplo- en los que no sea necesario concertar una cita. Esto, sin embargo, solo puedes saberlo si cuentas con ciertos datos básicos.

Por otro lado, hacemos hincapié en el hecho de poder consultar el histórico con todos los datos de cada paciente. En casos de enfermedades crónicas o patologías graves que se alargan en el tiempo, esto te facilita el seguimiento y la valoración del progreso. Por ejemplo, hay información como la referente a la tensión, el peso o la dieta que el paciente puede anotar por sí mismo para compartirla con su médico. En el caso de alguien con una patología cardiovascular, entre muchas otras, contar con ella sin necesidad de esperar a las visitas presenciales es importante.

Otro ejemplo lo vemos en el seguimiento posquirúrgico. Las visitas asincrónicas te sirven para valorar la evolución haciendo tests y estableciendo protocolos personalizados. Si surge algún problema, entonces sí, puedes concertar una cita virtual o presencial basándote en la información que ya tienes.

Asimismo, en caso de ser necesario, siempre tienes la opción de consultar datos anteriores que te puedan servir para elaborar nuevos diagnósticos o simplemente para hacer un seguimiento del tratamiento.

Beneficios para el paciente

Y ¿cuáles son las ventajas para el paciente? Evidentemente,su bienestar es el objetivo de todo servicio médico y, por supuesto, también está en el foco de las visitas asincrónicas.

Para entender las ventajas que tiene esta modalidad para él, podemos poner un ejemplo. Una persona igual no iría presencialmente al médico, sobre todo con una pandemia en curso, por una herida si no parece grave. De esta manera, sin embargo, lo que puede hacer es enviar a su médico algunas imágenes con las que este pueda indicar si requiere algún tratamiento específico o incluso si es necesario acudir a la consulta.

Pensemos también en casos más graves, y es que el paciente probablemente no sabrá distinguir si un lunar o bulto tiene muchas posibilidades de ser maligno. Un profesional, por el contrario, sí que podrá determinar a partir de una imagen si debería concertarse una visita urgente. Teniendo en cuenta que hay patologías en las que un diagnóstico a tiempo marca una gran diferencia, esto es algo que debemos considerar.

Tenemos también el caso de personas con enfermedades crónicas o que se alargan durante meses o años. No es necesario acudir a la consulta cada semana para informar de datos que se pueden transmitir mediante estas visitas asincrónicas. En todos estos casos, el paciente ahorra tiempo en desplazamientos, pero también se sentirá más tranquilo al saber que está controlado y que puede comunicarse con su médico siempre que lo necesite.

Como ves, las visitas asincrónicas son una modalidad más de telemedicina que complementa perfectamente la atención virtual y presencial. Si quieres saber más, contacta con nosotros.

alma medical