info@alm3d.com | +34 93 238 05 92

Las posibilidades de la impresión 3D en medicina

A veces, cuando se habla de impresión 3D en medicina, la sensación es que hablamos de ciencia ficción. Y es que no se puede negar que es sorprendente cómo la tecnología ha aportado al sector médico avances que hace unas décadas no hubiéramos imaginado.

Como igual ya sabes, en Alma Medical Imaging ya contamos con un visor DICOM avanzado 3D: Alma 3D VOLUME. Y por eso hemos querido dedicar este artículo a reflexionar sobre las posibilidades de esta tecnología. Empezamos: ¿para qué podemos usar la impresión 3D?

Las funciones de la impresión 3D en medicina

Sin duda, la impresión 3D tiene hoy en día una gran importancia en la medicina, muchas especialidades la usan en su práctica clínica. Dada la tendencia de la medicina personalizada para ofrecer soluciones individualizadas, los primeros usos de esta tecnología se basaron en la impresión de modelos óseos con el fin de aprender y comprender fracturas complejas y deformidades. Con el tiempo esta tecnología se ha expandido y es que actualmente podemos usarla para…

  • Elaborar instrumentos quirúrgicos personalizados, que habrán sido diseñados a partir de una imagen anatómica previa. Ejemplo de ello son las guías quirúrgicas adaptadas a paciente tan usadas en odontología, traumatología, cirugía maxilofacial e oncología. Un elemento muy útil dada la personalización de estas a cada contorno anatómico. Muy importante: se debe usar un material que no se deforme y, sobre todo, que cumpla con unas buenas condiciones mecánicas.
  • Replicar modelos anatómicos del paciente que pueden servir para planificar una operación o estudiar en detalle una patología. Un ejemplo lo tenemos en las lesiones de la columna vertebral, ya que dada la complejidad de visualización, el modelo 3D facilita su evaluación. También lo vemos en el caso de las prótesis: a partir de la impresión de modelos, se puede valorar la mejor opción para el paciente y llegar a la operación con un conocimiento previo más exhaustivo.
  • Imprimir implantes, siempre con materiales biocompatibles. Hoy en día tenemos la suerte de contar ya con materiales que funcionan bien dentro del cuerpo humano; aunque, por supuesto, siempre deberán haber sido aprobados antes por las autoridades sanitarias del país.

¿Cuáles son los retos de futuro?

Como ves, la impresión 3D ya forma parte de la realidad de la medicina, pero ¿qué retos depara el futuro? ¿Hasta qué punto es sencillo diseñar un órgano funcional con esta técnica?

Lo primero que hemos de tener en cuenta es que cada paciente es distinto, y aquí es donde nuestro visor DICOM avanzado tiene una gran importancia. En el caso de muchos tejidos, como el menisco, suele existir una simetría; por eso, el punto de partida para su diseño va a ser una imagen radiológica.

En este sentido, nuestro Alma 3D VOLUME ofrece la opción de segmentar la imagen de modo que pueda aislarse la zona de interés. De esta manera, puedes analizar detenidamente su estructura y trabajar los detalles del modelo a imprimir.

Por último, es importante hacer referencia a la estructura del órgano o tejido. Cada uno tiene una estructura celular y también unas propiedades mecánicas que hay que respetar en la impresión 3D. Esto le añade complejidad, pues hay que seleccionar los materiales de tal forma que imiten la realidad.

Después de ver las posibilidades que tiene la impresión 3D en medicina, te animamos a que contactes con nosotros para obtener más información sobre nuestro Alma 3D VOLUME y las opciones de impresión.